Espíritu BIFL

Ver a John Bolsover saltar al campo a jugar con Black Horse era un chute de energía para todos, que nos recuerda que la BIFL no tiene límites de edad siempre que haya amor por este deporte.

Descansa en paz querido amigo, siempre formarás parte de la familia BIFL.